Dobra

Dobra

Si debiéramos elegir la ciudad con la mejor oferta de kayaking y rafting de Croacia, Karlovac ocuparía el primer lugar. Esa ciudad fortificada está rodeada de muros defensivos con forma de estrella y bajo sus puentes pasan hasta cuatro ríos. Uno de ellos, Dobra (en croata significa bueno, pero no se deje engañar por el nombre), con corrientes subterráneas y de superficie, es imprevisible y rápido, y con la ayuda de los miles de litros de agua desde la planta hidroeléctrica de Gojak, lleva el título del lugar de nacimiento de rafting en Croacia.

Completamente diferente del resto, el río Dobra le dará una buena sacudida por sus olas y saltos, pero también le descubrirá maravillosos paisajes, riberas comunicadas por viejos puentes de piedra, mientras que los viejos molinos de agua completarán la experiencia de una insólita combinación entre los estrechos cañones, los boscosos montes y las antiguamente importantes fortificaciones como la de los príncipes Frankopan en Ogulin.

Generalmente las excursiones de rafting salen justamente cerca de la localidad de Ogulin, y de ahí tienen a su disposición una veintena de kilómetros del río.

 

El sistema de corrientes subterráneas de este río kárstico es tan desarrollado que algunos datos le marearán. Por ejemplo, cerca del precipicio de Đulin ponor, donde el Dobra se precipita y desaparece en el subterráneo, los espeleólogos han encontrado más de dieciséis mil metros de túneles subterráneos. Ni se le ocurra explorarlos- para usted están reservadas las bellezas de la superficie, porque al surgir de nuevo cerca de la localidad de Gojak el Dobra entra en un profundo cañón que, según afirman los conocedores, es uno de los más bonitos de Europa, pero lo mejor es enterarse por sí mismo. Sin embargo, antes de formar una opinión definitiva, escuche la canción del Salto Grande, donde este río se trasvasa a través de las barreras de travertino en mil saltos, mientras que completan la imagen las siluetas del solitario y boscoso monte de Klek.

 

En su camino Dobra enriquece las pequeñas localidades como Ogulin o Novigrad na Dobri, donde un puente, el más grande de Croacia de ciento veinte metros de largo, sobrepasa sus riberas.

 

A lo largo del río Dobra el hombre construyó molinos de agua con numerosas barreras y así movió aserraderos y molinos, de los cuales algunos han sido restaurados.

La convivencia de la gente con este maravilloso río se nota mejor en los pequeños lagos y las antiguas barreras donde la población local se relaja. Usted puede sumarse y ser bueno, como el nombre del río.