Llena de vida

No llenes tu vida de días, llena tus días de

vida. Y ¡Croacia es un lugar justo para

hacerlo! 

Mímese en las

playas idílicas

con el mar de azul turquesa, relájese en las calitas escondidas  bordeadas de pinos o explore  los cabos de arena

pequeñitos… Recargue las pilas de una manera completamente única. Independientemente, se trate de que si

busca una playa municipal, escondida, salvaje, intacta o de guijarros, con más de 6000 kilómetros de

la costa en Croacia ¡seguramente encontrará una playa de su ensueño! 

En el diccionario croata no existe la expresión para un

„paseo simple”.

Imagínese una aventura familiar en el bosque, unos momentos románticos bajo la catarata y los encuentros con

amigos en las preciosas orillas de un lago y  los fascinantes picos montañosos. Pero, lo mejor del todo es que no

tenga que hacer un largo viaje para disfrutar de todos esos parajes atractivos.

Piérdese en las graciosas callejuelas medievales entretejidas, déjese llevar por los pensamientos sobre los mosaicos

paleocristianos o entre en la impresionante catedral bizantino…  Sienta como los espíritus del Mediterráneo y de Europa

central aquí viven en coherencia. La UNESCO ha reconocido la única herencia cultural de Croacia  introduciéndola en la

lista del Patrimonio mundial. 

Esa unión de las civilizaciones

diferentes e influencias mutuas se refleja a la mesa también, donde predominan los platos de carne,

pescado de agua dulce, verdura y vino. Gracias a eso, la cocina nacional croata es verdaderamente

singular y definitivamente apasionará todos sus sentidos.